Nuevo post sobre cannacultivo para daros algunos trucos sobre cómo mejorar el rendimiento de los fertilizantes de floración que apliquéis en vuestro Cannabis Sativa.

Primero de todo es importante escoger un buen fertilizante de floración, especialmente si cultivas en interiores o tus condiciones de luz y cantidad de tierra son excasas. Personalmente desaconsejo por completo todo uso de fertilizantes químicos, que no son bemeficiosos para el medio ambiente, y cuyo uso descuidado puede causar daños en vuestras plantitas. El uso de fertilización biológica ya sea casera o comercial, garantiza el mantenimiento del sabor y las propiedades del producto final.

A vuestro fertilizante biológico de floración puede resultar útil añadir potenciadores de floración biológicos, que por no tratarse de fertilizantes propiamente dichos suelen ser de aplicación diaria si son líquidos. En mezcla con la tierra, puedes aumentar el aporte de potasa y fosforo añadiendo güano de murciélago en el sustrato (el humus de lombriz y el güano de aves marinas es aconsejable para la etapa vegetativa dada su concentración en nitrógeno).

Al margen de si añadís o no potenciadores de floración comerciales, he aquí algunos trucos casero que ayudarar a aumentar vuestra floración:

  • La disolución de glucosa en el agua resulta un buen aporte para el estado de floración del cannabis, pues las flores requieren este nutriente para formarse y engordar. De forma natural, la glucosa es producida por las hojas en el proceso de fotosíntesis, pero un aporte extre producira unos cogollos grandes y densos y de sabor más dulce. Potencia la glucosa de tu agua de riego añadiendo azúcar blanquilla, azúcar moreno o miel. El tipo blanquilla es el menos carbohidratado, mientras que la miel será la que mas glucosa aporte a la solución.
  • La ceniza es conocida por tener gran concentración de fosforo y potasio, necesarios en la floración. La ceniza de papel contiene un 5% de fósforo y un 2% de potasa, mientras que la de madera de conífera alrededor de un 5 % de potasa, y la de árboles de hoja ancha un 10 %. Diluye un cuarto de taza por cada maceta de once litros, y es muy importante que tras esto regules el pH de la solución, pues la ceniza contiene un pH terriblemente alto, de más del 10, de modo que deberás bajarlo entre el 6.8 y el 5.8. De forma casera podrás regular el pH añadiendo Bicarbonato sódico para subirlo o unas gotas de limón o vinagre para bajarlo.
  • Para aumentar los niveles de fosforo también puedes enterrar restos de gambas, cangrejos, mariscos y espinas de pescado en el sustrato, aunque su liberación es muy lenta y por tanto su uso en interior desaconsejado.
  • Puedes fabricar harina de algas o comprarla hecha o en líquido. De forma casera, hoy en día las algas secas están en venta en muchos supermercados, un ejemplo de ello son las algas nori que se utilizan en el sushi. Pulveriza algunas hojas de nori en un molinillo de café eléctrico y diluye el polvo en el agua. Las algas aportarán potasa, numerosos oligoelementos, vitaminas, aminoáciodos y hormonas vegetales, y contribuirá en la resistencia a enfermedades y el aporte de nitrógeno.
  • Las enzimas son catalizadores biológicos de las proteínas que ayudan a las plantas a descomponer y absorber mejor los nutrientes. Una forma de añadir enzimas a tu fertilizante es pulverizando en un molinillo agujas de pino secas.

Estos son algunos trucos caseros que pueden ayudaros a aumentar la producción de vuestra cosecha. Por favor, para más imformación y consejos contactar con el grow shop de vuestra zona, de buena gana os ayudaran con vuestras dudas y os aconsejarán acerca de los fertilizantes que más se ajusten a vuestras condiciones.


Fuentes:
-Shoft Secrets.
- Marihuana: horticultura del cannabis. La biblia del cultivador médico de interior y exterior (Jorge Cervantes)