El periodo de la Modernidad se caracteriza por la dimensión gnoseologica, la autonomía de la razón el ideal deductivo y la propia razón autosificiente en el conocimiento. Dentro de la modernidad aparecen dos corrientes: el Racionalismo y el Empirismo (s.XVIII)

El Racionalismo

Su principal representante fue Descartes, cuyo pensamiento se caracteriza por la defensa de las verdades innatas y el menosprecio de la experiencia, principios que más tarde rebatiría el Empirismo.
Descartes defendia la igualdad entre la estructura de la razón y la estructura de la realidad, recurriendo a Dios para su explicación y proclamando la unidad de razón y metodo.

Opina que la verdad debe ser evidente, y para ello se debe distinguir con claridad y distinción, para lo que se vale del criterio de certeza y verdad. Esta evidencia se obtiene por medio de la intuición. Para llegar a la intuición es necesario seguir una serie de procedimientos de análisis y sintesis. Esto le plantea la duda metódica, el problema de descubrir cual es el método adecuado para alcanzar la verdad. Estos metodos, a pesar de si ser válidos para la vida, no lo son para alcanzar una verdad de absoluta claridad, distinción y certeza. Analiza en primer lugar la información sensitiva, la simple observación, que descarta dadas las equivocaciones que te plantean los sentidos. Posteriormente trata de comprobar la realidad exterior como método, pero también la descarta dado que no es posible distinguir si es la realidad o es un sueño. Finalmente opta por establecer los principios matemáticos como pilar de la verdad, porque funcionan tanto en vigilia como en sueño. A pesar de todo, los principios matemáticos también le plantean un problema: las equivocaciones. A la hora de hacer un problema podremos tener la certeza de estar haciendolo bien y sin embargo comprobar despues que hemos cometido un error. A estos errores que en principio no descubrimos los llama el "genio maligno". Expone entonces la primera verdad y modelo de verdad en la conocida frase "pienso, luego existo", que no puede ser ocultada por el genio maligno.

Utiliza el argumento ontológico para deshacer al genio maligno: Dios es perfecto, lo perfecto tiene que existir, Dios existe, si existe no hay dudua, sin duda no hay genio maligno y si nos equivocamos es porque nuestra razón es limitada.

A su vez, Descartes propone tres modelos de sustancias, en las que engloba la existencia: La res infinita, Dios, creados de la res finita. La res finita engloba la res extensa, lo material, el cuerpo y el mundo ajeno al yo, y la res cogitans, el alma y la mente.

A partir de la primera verdad desarrolla tres ideas: adventicias (experiencias), facticias (imaginación) e innatas (Dios y el pensamiento).

Otros representantes del Racionalismo fueron Spinoza y Leibniz.  El Racionalismo fue criticado posteriormente por el Empirismo.

El Empirismo

Se apoya en la experiencia como origen, valor y limite del conocimiento. Sus principales representantes fueron Locke y Hume.

Locke

Niega las ideas innatas del Racionalismo. Plantea el psicologismo, el conocimiento depende de sus procesos psicologicos. Nuestro conocimiento esta limitado por la experiencia. Comparte la noción de idea con descartes: la idea representa a la realidad exterior como objeto inmediato de nuetra percepción y conocimiento. Existen dos tipos de ideas: simples y complejas. Estas últimas derivan de las primeras y se componen de sustancia, modo y relación. La sustancia de Locke no puede ser definida porque no se puede percibir la idea por separado y por tanto no se puede conocer el concepto. Comparte las sustancias cartesianas, bajo el concepto de certezas: certeza intuitiva (yo), certeza sensitiva (mundo) y certeza demostrativa (Dios).

Hume

Establece como elementos del conocimiento las impresiones, de las que surgen las ideas. Dado el criterio de certeza, podemos tener impresiones del presente y el pasado, que conocemos, pero no del futuro, por tanto no podemos conocer el futuro.

A partir de la inferencia causal, critica la causalidad. Primero establece que esta solo puede conocerse con la razón, y posteriormente rebate la idea de conexion necesaria (causa), al no existir la impresion de ese concepto, luego atribuye la inferencia causal a una sucesion constante. Su creencia de que el conocimiento es limitado le lleva a defender el esceptcismo moderado, mediante el cual se plantea la esistencia de las sustancias. Dice que Dios no se puede asegurar que exista porque no tenemos una impresión de él.

Niega el racionalismo moral (ley de conducta descubierta mediante la razón) porque su escepticismo niega las leyes que se pudieran conocer. Sin embargo, indica el sentimiento como guia del comportamiento, surgiendo el emotivismo moral. A su vez desarrolla el fenomenismo, que mas tarde replantearia Kant, y define fenómeno como aquella informacion que se obtiene, las sensaciones sin influir la percepción.

El Racionalismo y el Empirismo influirían durante la Ilustración en Emmanuel Kant, que discutiria sus filosofias.